Una Navidad con libros escritos en Cádiz

Imagen de Lamujerverdeverde
Carmen Marín, autora de El bosque que camina. Imagen de Lamujerverdeverde.

El bosque que camina es una obra infantil y juvenil que trae sabor a Michael Ende y a El bosque animado de Wenceslao Fernández Flórez. Una historia llena de fantasía y al mismo tiempo de cercanía, que se desenvuelve en un lugar recurrente dentro de la literatura universal. La tradición oral y el imaginario colectivo convierten al bosque en el lugar ideal para transformarse, reencontrarse con las raíces, conectar con las fuerzas y los seres de la naturaleza.

Se dan cita personajes inspirados en otras ficciones, como la tortuga Tuga, influida por la inolvidable Casiopea de Momo. Y surgen otros enigmáticos, dotados de profundidad y resonancia ancestral, como el Guardián del Tiempo o como el Árbol sin nombre. Ambos transmiten palabras insondables, gotas de reflexión para la infancia y la madurez, que permiten a la mente aletear dentro de una verdadera atmósfera poética.

El árbol más viejo y sabio del mundo es mi hermano mayor, el Árbol sin Nombre. Yo soy el Guardián del Tiempo, pero él es el Tiempo en sí mismo

Crecer no es cumplir años, pequeño, sino cumplir sueños

Carmen Marín, la autora de este proyecto autoeditado, es un multiverso. Un caleidoscopio de planetas al que te asomas. Poeta, amante de la naturaleza y la fitoterapia, bloguera, activista, comprometida con su entorno inmediato. Participa en plataformas ciudadanas y vecinales y ha organizado y liderado cooperativamente la lucha contra la hepatitis C en Andalucía. Que se dice pronto. A los seis años descubre a la Nobel de Literatura Selma Lagerlöf en un programa televisivo y queda extasiada ante su capacidad de evocación de mundos imaginarios. Su fuente de inspiración es la fotografía, la pintura. De hecho, la primera historia que imagina surge del envoltorio de su propia lencería infantil. Una familia sonriente posa en la pegatina que cierra el celofán. Era la familia Tunsen, de la que decide relatar sus aventuras sin perder un instante. Porque hablar de creación con Carmen también es hablar de infancia:

De niña, la escritura era para mí un mundo de libertad absoluta, un mundo de infinitas posibilidades

Un buen día, mientras investiga, descubre un árbol que se desplaza lentamente mientras hunde en la tierra sus raíces exteriores. Había escuchado leyendas que hablaban de bosques móviles, de árboles andantes, de lunas llenas. Sus dos hijos y su sobrino protagonizan la historia, Isaac, Iván y Miguelito. Viven una increíble aventura para salvar la ilusión del mundo, los sueños de la gente. Han de dar de comer al Unicornio las hojas de un árbol mítico y en esa odisea se las verán con un villano. Porque en esta historia hay de todo.

El bosque que camina es francamente recomendable y no solo para niños, también permite disfrutar a los adultos. Especialmente en estas fechas en las que no se sabe bien qué regalar, decantarse por la pura imaginación es un acierto. Un texto con mensaje capaz de crear imágenes mentales llenas de color, generar emociones y animar a la lectura. Invita al conocimiento de otros mundos, a saciar nuestra curiosidad, a emprender aventuras y a conquistar sueños. ¿Qué más se puede pedir?

Podéis solicitar o encontrar Un bosque que Camina:

  • En el correo electrónico: sisive2606@gmail.com.
  • En la tienda Abril Regalos, decoración y papelería. c/ Francisco García de Sola nº45, en Cádiz (extramuros).
  • En Papelería Mio Cid. c/ Isabel la Católica, nº24.

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mi enhorabuena a Carmen Marín, una escritora sensible y solidaria a la que sigo desde hace algún tiempo. Bella reseña, plagada de recuerdos y vivencias de la autora, he seguido el texto con verdadera delectación. Os deseo a ambas un feliz año, y que sigáis creando mundos maravillosos y difundiéndolos.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchísimas gracias! ¡La delectación me ha llegado al alma! Muchas gracias a ti y a la revista Moonmagazine. Ha sido un placer leer y escribir. Un placer descubrir vuestra luna!
      Nos vemos en este vuelo sin cohete, pero con catalejo! 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s